Pies bonitos y cuidados

ponermeguapa-piess

Los pies son una de las partes de nuestro cuerpo que más abandonamos y que sólo prestamos atención en verano, que es cuando se ven. No obstante es importante cuidar la salud y la estética de los pies. Para que podamos caminar sin molestias y podamos lucir un bonito calzado siempre. 

¿Cómo?

Hay que secarlos bien, que nunca se quede rastro de humedad que pueda ocasionar hongos en los pies. Tanto en invierno como en verano, que frecuentamos piscinas o playas. A continuación hidratar profundamente, con nuestra loción corporal habitual. En el caso de que estén muy secos existen cremas específicas (Ultra-Hidratante para pies de Neutrogena, por ejemplo). Hay que insistir en la zona de los talones, que es la que más se reseca. Además, al igual que las demás partes del cuerpo, la zona debe ser exfoliada una o dos veces por semana para mantenerla libre de células muertas. Se puede utilizar el mismo exfoliante que usamos para el resto del cuerpo.

ponermeguapa-pies
Los pies hay que cuidarlos todo el año, no sólo en verano

Luego están masajes. En ocasiones, tras estar mucho tiempo de pie, llevar unos zapatos de tacón muy altos o caminar mucho, llegamos a casa con dolor de pies e incluso hinchados. Una solución, que nos puede aliviar y evitar futuros problemas, es poner nuestros en un recipiente agua tibia con un puñado de sal y unas gotitas de aceite. Dejarlos unos minutos mientras masajeamos dedo a dedo. Ayudará a rebajar la hinchazón y activará la circulación.

Cuando existen callos, además de visitar el podólogo, podemos usar piedra pómez. O en la ducha o, tras mantener los pies en agua tibia con sal, frotar para evitar más durezas. Después, tras secarlos bien, hay que poner vaselina o crema muy hidratante y dejar que se absorba muy bien.

Los pies en verano

Es el momento de lucir unos pies bonitos, y el momento también donde estamos más expuestos a hongos, que son molestos, al ducharnos en lugares públicos o visitar piscinas. Hay que ir con cuidado y nunca ir con los pies descalzos.

En verano también es más probable sufrir rozaduras o ampollas por el roce de los zapatos con la piel desnuda. Es conveniente llevarlos siempre bien hidratados ya que minimiza mucho más que puedan pasar estas cosas. Además evita que se resequen, algo también habitual en esta época del año. ¡Bebe mucha agua para hidratar tu cuerpo, y también tus pies! ¡A por unos pies bonitos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *