Las manos bonitas hablan por sí mismas

ponermeguapa-manosSUP

Hablan por sí mismas, y es la única parte del cuerpo donde no podemos disimular la edad. Unas manos bonitas depende nosotras. Igual que cuidamos nuestro cuerpo pues así debemos hacer con ellas.

Podemos seguir estos prácticos consejos y conseguir que el tiempo no haga mella en ellas:

  • Lavarlas a diario con un jabón neutro y secarlas muy bien para que no quede ningún rastro de humedad (insistir especialmente en los huecos). Pero, atención, tampoco hay que pasarse de lavarlas puesto que se puede acabar dañando la propia película hidrolipídica, cuya función es proteger frente a bacterias y hongos, además de mantener la elasticidad de la piel.
  • Aplicar una crema de manos. Las hay de todos los gustos, olores y precios. Hidratan la piel, las mantienen suaves y evitan la sequedad. Otra cuestión importante, y de la que se habla menos, es el factor de protección solar. Cada vez más cremas la incluyen y evita que, en un futuro, nuestras manos tengan manchas o arrugas. ¡Igual que protegemos nuestra cara podemos hacer con las manos! La crema podemos aplicarla varias veces al día.
  • Una vez a la semana es recomendable usar un exfoliante. Permitirá limpiarlas en profundidad, regenerar la piel y eliminar las células muertas. ¡Manos más lisas y luminosas! Deliplus cuenta con un exfoliante específico, basado en pepitas de uva, con una gran relación calidad-precio.
  • Usar guantes. Yo confieso que soy la reina de los guantes. Para cualquier tarea del hogar los uso, tanto en invierno como en verano. Y, por supuesto, si utilizo algún producto químico de limpieza todavía voy con más precaución. La mejor manera de cuidar las manos empieza por evitar agresiones externas (agua muy caliente o fría, contrastes de temperaturas, productos agresivos de limpieza…)
ponermeguapa-manos
Unas manos bonitas hablan por sí mismas

 

Casos especiales

En un ambiente en el que los cambios de temperatura son extremos hay que prestar especial atención a tus manos. Pueden salir escamas o pequeñas heridas. Hay que hidratarlas en todo momento, y, en los casos de pieles secas o muy sensibles, usar cremas específicas para ello.

Como veis todo esto cuesta poco trabajo y casi nada de dinero… así que ¡a por ello! ¿Cómo cuidáis vuestras manos?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *