El molesto e inoportuno acné

ponermeguapa-acne

El acné, o lo que es lo mismo, la enfermedad de la piel más común. Es muy habitual que, entre adolescentes y jóvenes, tenga mayor virulencia –debido a los importantes cambios hormonales que están experimentando- pero puede ocurrir y ocurre en cualquier franja de edad. Puede ser leve, moderado o severo, y, aunque como mucho puede dejar marcas o cicatrices, es algo que también afecta a la propia autoestima. El componente genético influye –normalmente si alguno de los progenitores lo han sufrido es posible que sus hijos también- y el tipo de piel. Las pieles secas muchas veces se libran. El acné, molesto e inoportuno, pero no imposible de derrotar.

Algunos hábitos que pueden ayudar a combatir el acné son:

  • Limpieza diaria mañana y noche. Utilizar jabón (primero) y tónico (después) no comedogénico y libre de aceites. Es muy importante la constancia con el acné. La temperatura del agua debe estar ni muy fría ni muy caliente y esto muchas veces no se tiene en cuenta.
  • A continuación utilizar una crema hidratante oil-free. Es muy aconsejable que tenga un factor de protección solar alto ya que ayudará a evitar las marcas que deja el acné. Además, la mayoría de medicamentos que se utilizan para este problema, son fotosensibles y pueden producir reacciones en la piel si no la protegemos del sol.
  • Una vez a la semana es recomendable aplicar una mascarilla astringente. Para este tipo de pieles las de arcilla verde funcionan muy bien. Hay que dejarla actuar unos 20 minutos y ponerla con la piel muy limpia.
  • Los maquillajes siempre deben ser oil-free (base, correctores e incluso la máscara de pestañas). Por el contrario se puede producir un “efecto rebote” importante. La marca Clinique tiene una línea de productos muy recomendables e incluso un “gel mágico” –Spot Treatment Gel de la gama de Anti-Blemish Solutions, que cuesta 20 euros aproximadamente- que ayuda a secar rápidamente un granito inesperado con sólo ponerle unas gotitas de producto.

    Gel de Clinique para acné
    Gel secante de Clinique
  • Nunca hay que manipular o tocar las espinillas o granitos. Se pueden infectar y es más probable que dejen marca.

Por supuesto, si existe un acné moderado o severo, hay que consultar siempre el dermatólogo para que dictamine que tratamiento médico debemos seguir ya que, solamente con buenas prácticas, es difícil que en esos casos se pueda solucionar.

Alimentación

Debemos pensar también que, y aunque no sea determinante, la alimentación también influye, para bien o para mal, en el desarrollo del acné. Una dieta demasiado rica en hidratos de carbono –grandes cantidades de azúcar o harina blanca-, alcohol o estimulantes (té o café) pueden agravar el problema. Por el contrario una alimentación basada en frutas, verduras, o productos poco procesados, junto a la ingesta de dos litros de agua al día, ayudan a que nuestra piel no sufra más de la cuenta.

¿Has padecido o padeces problemas de acné? ¿Qué haces para combatirlo? ¿Has descubierto algún producto mágico para su tratamiento?

  • Subscribete y recibe los últimos post
  • Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *