Ácido hialurónico: un éxito de la ciencia

ponermeguapa-acidohilauronicoSUP

El ácido hialurónico, que nació en los laboratorios para su uso en medicina aproximadamente en 1934, empezó a utilizarse en el ámbito de la imagen en 1996. Se trata de un auténtico éxito de la ciencia para la cosmética. Una de las grandes ventajas es su capacidad para retener el agua, en un porcentaje muy superior a su peso. Por ello se emplea para conseguir la máxima hidratación de la piel ya que reconstituye sus tejidos más internos.

Los usos más frecuentes del ácido hialurónico son:

  • Tratamientos de arrugas faciales (patas de gallo, líneas de expresión en la frente o en la mandíbula, surcos nasogenianos, pómulos).
  • Contorno y comisura de los labios.
  • Zona del cuello, una de las partes más sensibles de nuestra piel.

Conforme cumplimos años nuestra epidermis pierde hidratación, elasticidad y luminosidad. Se calcula que a los 50 años tan sólo queda la mitad del ácido hialurónico en nuestro cuerpo. Así, si queremos que nuestra piel siga luciendo como años atrás, tenemos que reponer el ácido, que, el paso del tiempo, el estrés, la contaminación o una mala alimentación han ido eliminando.

Algunos productos con este ingrediente estrella son:

Eulage de Avène (29,45 euros); Hyaluron Filler de Eucerin (29,95 euros); Revitalit Laser de L’Oreal (19,90 euros); Youth Serum HA (89,99 euros); Hydrating B5 de SkinCeuticals (57,50 euros), sin duda un gran producto, como todos los de SkinCeuticals.

ponermeguapa-acidohilauronico2
Skin Ceuticals, un producto rico en ácido hilaurónico

¿Cómo? Actualmente existen en el mercado técnicas muy efectivas, basadas en infiltraciones, desde los 350 euros. No obstante, cada vez más, surgen  productos enriquecidos con ácido hialurónico desde 25 euros. Con constancia se pueden conseguir resultados muy eficaces. ¡Las cremas también puedes sernos útiles!

¿De dónde se obtiene? Se trata de un ácido que se obtiene de fuentes naturales. Uno de sus principales “productores” son las crestas de los gallos, las aletas de los tiburones, las articulaciones de las vacas o los cordones umbilicales.

 

ponermeguapa-acidohilauronico
Las crestas de los gallos, gran fuente de ácido hilaurónico natural

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *